SUBSUELO

La presencia de agua por el subsuelo es la también llamada agua de penetración por capilaridad: es agua del terreno que encuentra en los muros que toca un camino para subir; los muros hacen la función de papel secante. Se trata de una presencia discontinua pues depende de la cantidad de agua del terreno: en épocas más lluviosas su presencia es más grande y en épocas secas desaparece. Hay diversas soluciones: tratamientos de sales o iones que repelen la humedad: me parecen soluciones parciales que, si bien, quitan la humedad, en el primer caso (sales) tienen una duración en el tiempo limitada y, en el segundo caso, pasamos a depender de una máquina conectada siempre a la corriente.

Aunque hemos trabajado en todos estos escenarios, nos parece que una solución es asumir que la humedad está ahí y que podemos trabajar con ella. Se pueden construir zócalos en altura, o cámaras en las que facilitamos la ventilación. De este modo, cuando la humedad se presente, ésta tendrá fácil salida. Cuando os hagáis una casa en zonas húmedas (o no) haced siempre un forjado sanitario (una cámara de aire) bajo la planta baja que os separe del terreno. Esto facilita las cosas.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *